Receta de tarta helada de frambuesas y arándanos

Un postre delicioso que se cocina rápidamente. Solo requiere horas de congelación.

INGREDIENTES

200 gr de galletas
100 gr de mantequilla
200 gr de arándanos
100 gr de frambuesas
80 ml agua
190 gr azúcar
15 gr gelatina en polvo
400 gr nata

  1. Trituramos las galletas, nos pueden ayudar los niños si quieren colaborar.
  2. Fundimos la mantequilla en el microondas y la incorporamos a las galletas. Mezclamos hasta conseguir una masa ideal.
  3. Preparamos un molde, lo forramos con papel vegetal y le ponemos encima, la base será lo que le aporte consistencia a este dulce.
  4. Seguimos con los arándanos los ponemos en el vaso de la batidora con las frambuesas, podemos guardar algunos para decorar.
  5. Trituramos hasta conseguir una salsa que vamos a colar para que nos quede un acabado más bonito, sin ninguna impureza.
  6. Mezclamos la fruta con el azúcar. Podemos ponerle menos cantidad o usar un edulcorante natural si queremos prescindir de este elemento.
  7. Calentamos el agua y le añadimos la gelatina para que vaya cogiendo consistencia, retiramos del fuego.
  8. La gelatina le dará consistencia a la salsa de frutas que tenemos listas. La mezclamos hasta tener lista una buena base.
  9. Por último, batimos la nata. Le podemos añadir una cucharada de azúcar glass para que nos quede mucho más consistente.
  10. Fusionamos la nata con las frutas. De esta manera nos quedará un relleno ideal. Usamos movimientos envolventes para que nos quede más suave.
  11. Ponemos en el molde este relleno. Irá directamente al congelador para que tenga un poco de consistencia.
  12. Decoramos con unas frutas frescas y servimos directamente del congelador, tendremos lista una tarta helada deliciosa, perfecta para cualquier ocasión.